Cargando

Cómo ahorrar energía en un departamento en alquiler

Cómo Ahorrar Energía En Un Departamento En Alquiler En Colombia

Introducción

En la actualidad, el ahorro de energía se ha convertido en una preocupación cada vez más importante para las personas, no solo por el impacto positivo que tiene en el medio ambiente, sino también por los beneficios económicos que puede traer. En el caso de quienes viven en un departamento en alquiler en Colombia, existen diversas medidas que se pueden tomar para reducir el consumo de energía y, por ende, disminuir la factura mensual de servicios públicos. A continuación, se presentarán algunas recomendaciones prácticas para lograr este objetivo.

1. Utilizar bombillas LED

Una de las formas más sencillas y efectivas de ahorrar energía es reemplazar las bombillas tradicionales por bombillas LED. Estas últimas consumen menos electricidad y tienen una vida útil mucho más larga, lo que significa un ahorro significativo a largo plazo. Además, las bombillas LED producen menos calor, lo que también puede contribuir a reducir la carga térmica en el hogar.

Según la Comisión Nacional de Energía (CNE) de Colombia, “el uso eficiente de la iluminación puede representar hasta un 15% del consumo total de energía eléctrica en un hogar”. Por lo tanto, cambiar a bombillas LED es una medida simple pero efectiva para reducir el consumo energético.

2. Apagar los electrodomésticos cuando no se utilizan

Muchas veces dejamos los electrodomésticos enchufados aunque no los estemos utilizando, lo cual representa un desperdicio innecesario de energía. Según datos del Ministerio de Minas y Energía de Colombia, “los electrodomésticos conectados en modo stand-by pueden representar hasta un 10% del consumo total de energía eléctrica”.

Por lo tanto, es importante apagar completamente los electrodomésticos cuando no se estén utilizando o utilizar regletas con interruptores para desconectar varios aparatos al mismo tiempo. De esta manera, se evitará el consumo fantasma y se reducirá la factura eléctrica.

3. Aprovechar la luz natural

Otra forma sencilla de ahorrar energía es aprovechar al máximo la luz natural durante el día. Mantener las cortinas abiertas y ubicar los muebles estratégicamente para permitir que entre la mayor cantidad posible de luz natural puede ayudar a reducir la necesidad de encender luces artificiales durante el día.

Además, pintar las paredes con colores claros y utilizar espejos estratégicamente colocados pueden contribuir a reflejar la luz natural y hacer que los espacios parezcan más luminosos sin necesidad de recurrir a la iluminación artificial.

4. Regular adecuadamente la temperatura del aire acondicionado

En climas cálidos como el colombiano, es común hacer uso del aire acondicionado para mantener una temperatura confortable dentro del hogar. Sin embargo, es importante regular adecuadamente la temperatura del aire acondicionado para evitar un consumo excesivo de energía.

Según expertos en eficiencia energética citados por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), “se recomienda mantener una temperatura entre 24°C y 26°C durante el día y aumentarla ligeramente por la noche”. Asimismo, es importante asegurarse de mantener limpios los filtros del aire acondicionado para garantizar su correcto funcionamiento y evitar un mayor consumo energético.

5. Realizar un uso eficiente del agua caliente

El calentamiento del agua suele ser uno de los mayores consumidores de energía en un hogar. Para reducir este gasto, se pueden tomar medidas como instalar reguladores de caudal en grifos y duchas para reducir el consumo de agua caliente o programar el calentador para que funcione solo cuando sea necesario.

Además, según datos proporcionados por la Superintendencia Nacional de Servicios Públicos Domiciliarios (Superservicios), “reducir la temperatura del agua caliente unos pocos grados puede representar un ahorro significativo en términos energéticos”. Por lo tanto, ajustar adecuadamente la temperatura del calentador también puede contribuir al ahorro energético.